Devocional

De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza.


👉🏼 ROMANOS 15:4


Cuando tenemos problemas, generalmente buscamos apoyo en nuestros seres queridos, en nuestros amigos y otras veces en el jefe, en el líder de la iglesia, en nuestros padres, etc. Como este apoyo es humano, si lo existe y si aquellas personas logran entendernos y tienen la suficiente sabiduría e inteligencia para guiarnos y para enviarnos por el camino correcto, estará lleno de vacíos e imprecisiones y posiblemente no tenga en cuenta los propósitos de Dios para nuestras vidas.


Generalmente el consejo del hombre nos incita a huir de las pruebas, mientras Dios en su Palabra nos aconseja a afrontarlas, sabiendo que con la ayuda de Dios saldremos victoriosos, además de que, al afrontar las pruebas, nuestra paciencia crece y luego del momento en que las pruebas son superadas, entonces también abunda la consolación.

Todo este conjunto de historias y sucesos de la Biblia, fueron escritos con varios propósitos: Uno de ellos es para que no caigamos en los mismos errores en que ellos cayeron y otra es que a través de estos hechos, crezcamos como cristianos, abundando en virtudes como la paciencia y la consolación por medio del Espíritu Santo.


Nuestro Dios, fuera de que es amor, también es el Dios de la paciencia y la consolación; por tanto, estas virtudes también están incluidas en su Palabra, como virtudes poderosas que serán depositadas en aquellos que escudriñan ese gran tesoro de conocimiento que es la Palabra de Dios.



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo