Lectura de hoy / Lucas 24:32

Todos los días, las amigas se reúnen para escuchar las palabras del Cristo vivo y resucitado. Qué aliento al corazón, qué gozo en su presencia, qué ternura, qué amor más sublime y eterno. Nuestros corazones se encienden con la llama de la esperanza.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo