Devocional

Damos honra a Jesucristo, hombre divino, el Dios humano. El verbo que se hizo carne y habitó entre nosotros para cambiar nuestras vidas para siempre.

Este niño que nació en Palestina hace 2,000 años no era un niño ordinario.

Este niño es el Rey de los Reyes. El Señor de los Señores. El Camino, la Verdad y la Vida.

Merece tu adoración, tu entrega, tu devoción, tus recursos, tu tiempo, tu vida entera.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo