Devocional

Oh, Padre Celestial. Qué privilegio es ser tu amigo y qué responsabilidad imitar a Jesús.

Amar como El, servir como El, es sólo posible con el poder de tu Santo Espíritu.

Lléname de Ti, vive tu vida en mi.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo