Devocional

Obedecerte, Señor, no es una carga, sino una felicidad muy grande. Te sigo y te obedezco porque TE AMO.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo