Devocional

Un corazón obediente es posible cuando el Espíritu Santo te inunda.

Muchos quieren obedecer pero no pueden. Para vivir la vida de fé necesitas más que fuerza de voluntad, necesitas un corazón lleno del Espíritu de Dios


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo