Devocional

Los verdaderos pastores advierten sus amados hijos en el Evangelio, que no debe yugo desigual. Aquellos cuyos cruzarlo se desigualmente unidos, sin su culpa intencional, puede esperar consuelo en virtud del mismo; pero cuando los creyentes lleguen a dichos sindicatos, en contra de las advertencias expresas de la palabra de Dios, deben esperar deber de socorro. La precaución se extiende también a la conversación común.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo