Aprende con Dios


Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.

(2 Timoteo 3:16-17)


¿Sabes cuál es la forma principal que Dios usa para hablar contigo? A través de la Biblia. La Biblia es la palabra de Dios porque él inspiró a las personas que la escribieron. Dios habla contigo a través de la Biblia, te explica la verdad y revela su voluntad para tu vida.


Cuando tú lees la Biblia aprendes cómo vivir para Jesús. Las palabras de la Biblia te preparan y te equipan para hacer buenas obras y vivir en santidad, además de ayudarte a distinguir entre lo bueno y lo malo, la verdad y la mentira. Por eso es muy importante leer y conocer la Biblia aplicando aquello que vas aprendiendo. Es un gran privilegio poder leer la Biblia. ¡No lo desperdicies!


Haz de la lectura de la Biblia una prioridad:

Establece un tiempo para leer la Biblia y orar todos los días

Pide sabiduría a Dios para entender lo que lees

Si tienes dificultad para entender lo que lees, usa estudios bíblicos y otros recursos

Pregunta a un pastor u otro cristiano más maduro sobre los pasajes que no entiendes

Pon en práctica lo que aprendes.


Para orar:

Señor Dios, gracias por habernos dado la Biblia. Por favor, ayúdame a entender lo que leo en la Biblia y a ver cómo eso se aplica a mi vida. Quiero vivir para agradarte y sé que la Biblia me puede ayudar a hacerlo. Dame sabiduría y valor para seguir tu palabra. En el nombre de Jesús, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo